Viajes para ligar

El mundo del single o soltero es relativamente reciente. La programación, información y comercialización de productos y servicios para este colectivo suele hacerse a través de actividades, viajes y eventos. Su finalidad es poner en contacto a singles en un entorno agradable para que se relacionen entre sí, entendiendo single por aquellos solteros, separados, divorciados o viudos de entre treinta y sesenta años.

Las agencias han tenido en cuenta el fenómeno single que se da en los últimos años; personas que por una razón u otra están solteros y disfrutan de su estado, o bien buscan conocer gente en su misma situación para compartir experiencias. Este tipo de servicios se realizan para que estas personas conecten de alguna forma y quién sabe, quizá encuentren la pareja que buscan. La forma de ponerlos en contacto es a través de la organización de encuentros y eventos de carácter lúdico para solteros y solteras.

Muchas de estas reuniones o viajes para singles se basan en el speeddating, una fórmula importada de Estados Unidos, en la cual priman el contacto personal y directo a través de entre cinco y diez minicitas de unos siete minutos de duración, con personas del sexo contrario, e incluso del mismo si la tendencia es homosexual. Otras empresas lo que organizan son viajes de solteros para que se conozcan y puedan entablar algún tipo de relación. Una de estas opciones son los cruceros para solteros, en los que se reclutan a mujeres y hombres para buscar pareja o simplemente para hacer amistad. A veces se crean parejas para una sola noche, otras de larga duración, e incluso a veces, termina en boda.

Otros viajes son de carácter más deportivo, en los que se pretende fomentar el compañerismo y los lazos de amistad al tiempo que se desarrolla una actividad física, como rutas a caballo, en quads, rafting, vela, senderismo, piragüismo, excursiones gastronómicas y culturales. Incluso dentro de la familia single hay diferentes categorías, y suelen hacerse actividades y reuniones distintas para single juniors (de 28 a 45 años) y single seniors (de 46 a 60 años), para que así haya mayor afinidad entre ellos.

Para todas estas personas las opciones son muy variadas, desde los viajes cortos o escapadas por el territorio nacional, por ejemplo, a las fiestas locales de diferentes sitios (Feria de Abril de Sevilla, Fallas de Valencia, San Fermines de Pamplona, etc) a viajes largos a lugares exóticos o culturalmente interesantes, como islas del Pacífico, Egipto, el Caribe, India. La única pega que muchos de los solteros ponen a este tipo de viajes es que suelen ser más caros que ir en pareja o con amigos, porque siempre se paga un suplemento de alrededor de 300 euros por viajar solo. Asimismo, algunos todavía son reticentes a estas actividades porque piensan que los que acuden a ellas son personas que quieren conseguir pareja a toda costa, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, la mayoría sólo buscan viajes de calidad con gente afín, con la que puedan compartir grandes experiencias y… quién sabe si algo más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.