6 descubrimientos sobre tus partes íntimas

A la altura en que estamos puede parecer que la mujer ya ha tomado las riendas de su sexualidad y que ya conoce su cuerpo perfectamente, incluidas esas partes íntimas que a lo mejor no te llamaban mucho la atención o que te cohibías por ellas. Pero, ¿de verdad lo sabes todo?

Nosotros te dejamos seis cositas que, a lo mejor, no conocías sobre tus partes íntimas y que harán que puedas estar más tranquila, o quizás quedarte con la boca abierta.

Secreciones. Muchas mujeres piensan que eso es porque hay algún tipo de problema pero no. Las secreciones, de color blanco o transparentes, e inodoras, sobre todo en el periodo antes de la menopausia, son normales. No lo son si son una molestia o tienes dolor.

Menstruación = Vida. Sí, muchas nos quejamos de la menstruación porque es un engorro pero, ¿sabes que esa sangre tiene células madre que se pueden regenerar? De hecho están haciendo pruebas para intentar utilizarlas para salvar vidas.

Los labios mayores… ¡Qué más da su tamaño! Seguro que esas comparaciones, como con los hombres, también te han pasado a ti. Pero según los expertos no hay ninguna razón para preocuparse, de hecho no hay razón médica ni higiénica para tener los labios más grandes o no.

¿Sudar en tus partes? Le puede pasar a muchas pero no es algo anormal. Es debido a la fricción que se produce. El sudor se da debajo de los labios y el prepucio del clítoris y sirve para protegerlo del calor.

El lubricante vaginal, ¿sabes que tiene la misma sustancia que el hígado de tiburón? Se trata de escualeno y sirve para ayudar a deslizar mejor, así que ya sabes si «hueles a pescado».

También tú tienes erecciones. No se notan, pero los labios menores, el clítoris y otras partes de tu cuerpo se vuelven duras al «subir la temperatura» como les pasa a los hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.