Petting, lo último en tendencias sexuales

El petting es una forma de relacionarse sexualmente que se ha puesto de moda entre los jóvenes de todo el mundo. La realizan sobre todo aquellos individuos que están en las primeras etapas de su madurez sexual, ya que se trata básicamente de contacto físico de todo tipo entre dos personas, pero sin llegar al coito. El fin del encuentro es este en si mismo, logrando el orgasmo a través de caricias, besos, roces, y cualquier otro tipo de practicas, pero sin que exista penetración.

En este tipo de práctica sexual se pueden utilizar las manos, la boca, la lengua, los pies o cualquier otra parte del cuerpo. Los participantes son libres de experimentar y sentir el máximo placer según su propio criterio. Muchas parejas jóvenes lo practican porque les excita mas saber que pueden llegar a obtener un orgasmo sin necesidad de penetración, así como que se evitan embarazos no deseados (aunque no enfermedades de transmisión sexual). Otra de las causas por la cual es tan popular entre los mas jóvenes es que permite conservar el himen a las chicas que son vírgenes, pero sin renunciar al placer de una relación sexual.

El consejo que dan los practicantes mas expertos es recorrer un mapa mental del cuerpo de la pareja, allí donde las caricias son mas efectivas y han de ser mas intensas, como por ejemplo los pechos de la mujer, los muslos en el caso de ambos, al igual que los genitales, el cuello, los glúteos o la zona del perineo, en el caso de los hombres. Como ya se ha indicado antes, aunque el riesgo de embarazo no existe, si hay que tener mucho cuidado con las enfermedades de transmisión sexual (ETS), puesto que esta tendencia incluye sexo oral, y por esta vía si son susceptibles de contagiarse. Por eso, hay que utilizar preservativo si se lleva a cabo este tipo de prácticas.

Hay de hecho diferentes grados de petting, dependiendo de la intensidad de las actividades que se realicen; así, nos podemos dedicar simplemente a tomarnos de las manos, darnos besos, caricias, hasta llegar al orgasmo en si, pasando por tocamientos a través de la ropa, imitando incluso el acto sexual, e incluso caricias sexuales por debajo de la ropa y estando desnudos, practicar sexo oral o masturbarse mutuamente. Además de todo esto, el petting tiene una carga psicológica, o mas bien, libera de ella a aquellas personas que por alguna razón no se sientan cómodas realizando el coito, bien porque se trate de no iniciados en el sexo o bien porque no se lo permitan sus convicciones morales; con la practica del petting sienten que no han traicionado sus ideales o que no están dejando de lado su virginidad.

Esta gama de juegos sexuales sin penetración, aunque tiene detractores que consideran que una relación sexual no esta completa si no existe la penetración, es bastante beneficiosa para la pareja, pues mejora su relación mutua tanto en el plano emocional como en el físico, ayudando a un conocimiento mas profundo, y además se llega a un mayor nivel de placer gracias a la estimulación aplicada. Especialmente para la mujer constituye una gran fuente de excitación, tanto física como mental, ya que el hombre llega al orgasmo de forma mucho mas rápida y simple, pero el proceso de estimulación que supone el petting permite que el hombre conozca mas a fondo los puntos clave para activar en la mujer, y de esta forma poder aplicar todo lo aprendido en una futura relación con penetración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.