Técnicas de masturbación femenina

Aunque tradicionalmente (debido a una mala educación sexual) la masturbación ha sido una especie de tabú para la mujer, y estaba mal visto reconocer que se practicaba (cosa que se veía totalmente natural entre los hombres), en los últimos tiempos este concepto ha cambiado, y se tiene como algo que incluso es saludable y recomendable practicar de vez en cuando, tanto para el equilibrio mental como físico. De todas formas, se necesita mas información sobre esta practica, ya que todavía hay muchas mujeres que no se masturban por miedo o vergüenza, y otras que lo hacen pero lo esconden, ya que se sienten incomodas o culpables ante este hecho. Es por eso que hay que intentar extender la idea de que la masturbación femenina es una práctica muy sana para satisfacer los instintos sexuales y ayuda en gran medida a conocer el propio cuerpo.

Para masturbarse, la mujer no necesita nada más que su imaginación; tiene que jugar y gozar con el propio cuerpo, despertar las fantasías y voluptuosidad que lleva dentro. Hay muchas formas de hacerlo, utilizando las propias manos o elementos externos. Por ejemplo, una de las maneras más extendidas de hacerlo es con el chorro de agua de la ducha, activando directamente el clítoris con el agua caliente, al igual que si se dispone de jacuzzi se puede experimentar con los diferentes tamaños y temperaturas de los chorros a presión. Otra manera de disfrutar con el agua es en la playa, dejando que las olas ejerzan la presión necesaria en la parte genital (el único problema es que no es muy higiénico y se pueden contraer infecciones).

De igual forma, la mujer puede hacerlo en cualquier momento y lugar, siempre que esté relajada y sienta ganas de experimentar nuevas y placenteras sensaciones. Incluso con el roce de la almohada o de la misma ropa interior, actuando con las manos, se puede llegar al clímax. También se pueden utilizar juguetes sexuales, entre los mas extendidos se encuentran los vibradores y los penes artificiales; los hay de muchas formas, tamaños, colores y materiales, solo hay que encontrar con el que mas a gusto nos encontremos. También están disponibles las bolas chinas, que se introducen en la vagina y se activan con el movimiento que realizamos al caminar, así que se pueden utilizar en cualquier momento y lugar.

Otra técnica bastante extendida y satisfactoria es masturbarse delante del espejo; además de darse placer, la mujer aprende a apreciar su cuerpo y conocerse mejor. No es solo un estimulo sexual que consigue proporcionar un orgasmo mas placentero, sino que a nivel mental ayuda a desacomplejarse, perder la timidez ante el propio disfrute corporal, y sobre todo, desmitificar el sentimiento de culpa. Además, es una inmejorable vía para encontrar los puntos mas sensibles de la vagina a través de la exploración vaginal con los dedos; así, contribuirá a un mejor acto sexual la próxima vez que se haga en compañía. Se puede utilizar una sola mano, con los dedos humedecidos, o ambas manos para sujetar la vagina por una parte y abrir los labios, y estimular el clítoris con la otra. La pelvis debe estar un poco elevada para que el placer sea mas profundo, ayudando con el movimiento de las caderas el frotamiento con los dedos. La fricción suave que aumenta gradualmente es la clave para llegar al orgasmo; sin embargo, no es este el fin ultimo, sino la propia conciencia de auto placer que la mujer puede proporcionarse por si misma.

Por último recomendar los juguetes eróticos mejor valorados por las mujeres: Anillo vibrador, bolas de masaje anal, patito vibrador y el vibrador vaginal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.